CARACTERÍSTICAS

Fabricamos tapas de registro en aluminio de 1ª calidad en dos formatos: lisas y rellenables.
Además, estamos desarrollando otros modelos, que incluyen un tratamiento térmico de endurecimiento y la posibilidad de realizar las tapas con acabado de superficie antideslizante.

TARIFAS

Tapas de arquetas o registros de aluminio fundido idóneos para su instalación en interiores

Tapas para arquetas estancas en fundición de aluminio en formato rellenable y liso.

Utilizadas habitualmente como Anti- olores, evitan fugas de líquidos, protegen conexiones eléctricas, etc… mediante fijación mediante tornillos + junta de goma EPDM vulcanizada.

Disponible en medidas desde 200 x 200 hasta 1000 x 1000 mm en formato liso o solable.

Recomendada para su instalación en  lonjas, pabellones industriales,garajes,locales comerciales,restaurantes con cocinas industriales,etc…

El aluminio posee unas propiedades físicas que soporta la corrosión con total garantía.

*No sucede lo mismo con materiales como el galvanizado o pvc que se oxidan,se rompen, etc… Bien por el proceso de fabricación donde interviene la soldadura (galvanizado)  y las propiedades en si del material o bien por la calidad de propio material, Siendo en en este caso ambos contaminantes.

Propiedades físicas de aluminio:

  • El aluminio es un elemento químico, de símbolo Al y número atómico 13. Se trata de un metal no ferromagnético.
  • Es el tercer elemento más común encontrado en la corteza terrestre.
  • Los compuestos de aluminio forman el 8 % de la corteza de la tierra y se encuentran presentes en la mayoría de las rocas, de la vegetación y de los animales.
  • En estado natural se encuentra en muchos silicatos (feldespatos, plagioclasas y micas).
  • Como metal se extrae únicamente del mineral conocido con el nombre de bauxita, por transformación primero en alúmina mediante el proceso Bayer y a continuación en aluminio metálico mediante electrolisis.
  • Este metal posee una combinación de propiedades que lo hacen muy útil en ingeniería de materiales, tales como su baja densidad (2700 kg/m³) y su alta resistencia a la corrosión.
  • Mediante aleaciones adecuadas se puede aumentar sensiblemente su resistencia mecánica (hasta los 690 MPa).
  • Es buen conductor de la electricidad y del calor, se mecaniza con facilidad y es muy barato.
  • Por todo ello es desde mediados del siglo XX el metal que más se utiliza después del acero.